Connect with us

Tontos del culo

Tontos del culo

WASP Love, así es el “Tinder” de supremacistas blancos que invita a ligar para “preservar la raza”

Uncategorized

WASP Love, así es el “Tinder” de supremacistas blancos que invita a ligar para “preservar la raza”



La autollamada “derecha alternativa” (Alt-right) de Estados Unidos tiene entre sus principales ideales la identidad blanca y la preservación de la “civilización tradicional occidental”, según estableció el creador del término, Richard Bertrand Spencer, en 2008.

Teniendo en cuenta esta premisa, no parece extraño que el movimiento tenga su propia red de citas.

La aplicación, que tiene también su versión web, se llama WASP Love, por las siglas en inglés de blanco, anglosajón y protestante (White Anglo-Saxon Protestant).

La administración de la web explica a BBC Mundo que su nacimiento buscaba cubrir un vacío en el mercado.

“Existía la necesidad de encontrar a gente que pensara de la misma manera y entendiera la importancia de la preservación de su propia gente, en especial la de raza blanca. Las webs de citas existentes no cumplían con esas características”.

Efectivamente, al entrar en el sitio puede leerse “citas para solteros cristianos reformados, confederados, educados en casa, de identidad cristiana, procreadores, de la derecha alternativa y nacionalismo blanco y portadores de la gracia soberana (herederos del reino de Dios)”.

Todos estos son atributos que identifican y/o comparten varios grupos que creen en la reivindicación de la identidad y la raza blanca.

Un club restringido

Para registrarse hay que responder a varias preguntas donde la religión, la estatura, el color de los ojos y la complexión física son campos obligatorios aunque no es necesario probar que las respuestas son verdaderas.

El proceso es muy diferente a lo que ocurre por ejemplo con Tinder, la red de citas más popular del mundo, en la que lo único que se requiere es el nombre, la edad, el sexo y tu orientación sexual. Pero cada web de citas es distinta.

Especificar la tendencia política es un requisito para unirse a Wasp Love. En otros solo debes declarar si eres liberal o conservador”, señalan desde la corporación.

El sitio está lleno de mensajes de los administradores que invitan a “procrear “, a”casarse entre miembros de la raza para preservar la herencia” y a “tener una familia numerosa para seguir los mandatos de Dios”.

También se incluyen pasajes bíblicos que hablan sobre el matrimonio, la familia, los pecados y con los mensajes transmitidos, se critica a los medios de comunicación y la sociedad occidental moderna.

Entre los perfiles, hay un poco de todo. Algunos no incluyen ninguna información, pero otros aseguran que el color de la piel no es un problema, pero insisten en la importancia de “preservar la raza“.

“No juzgo el color de la piel, pero sí me gusta la idea de estados étnicos en los que las personas puedan celebrar sus propios valores y cultura. Estoy harto de la retórica social y de los medios de comunicación que parece reforzar la idea de la degeneración y la desviación, todo en nombre del progreso”, se lee en el perfil de uno de los usuarios.

Guerra a Silicon Valey

Con 1.169 miembros activos a fecha del 19 de diciembre, la página está muy lejos de los 50 millones que tiene Tinder, de acuerdo a un informe sobre el popular lugar de citas publicado el pasado mes de octubre.

Pero WASP Love no es el único ejemplo de red social o web dedicada únicamente a los grupos que aseguran defender la cultura y la identidad blanca.

Existen también WrongThink como alternativa a Facebook, PewTube imitando a Youtube, Infogalactic que hace de Wikipedia, Gab como otra opción a Twitter y unas cuantas más.

Pero ¿por qué?

El movimiento Alt-right es especialmente activo en internet. La libertad de pensamiento y el derecho a ofender son algunas de sus piedras angulares.

Sin embargo, con empresas como Twitter, Facebook y Airbnb intentado acabar con los mensajes extremistas dentro de sus plataformas, algunos dentro del grupo han querido buscar alternativas donde poder expresarse libremente sin depender de las grandes compañías tecnológicas.

La guerra se la declararon a Silicon Valley después del despido de James Damore de Google por un manifiesto en el que criticaba los valores liberales y de diversidad de la empresa. Figuras del movimiento Alt-right como el polémico Milo Yiannopoulos tildaron el gesto de “repugnante”.

¿Éxito o fracaso?

Si se repara en las cifras de WASP Love con Tinder, es evidente que a la primera le queda mucho camino para poder convertirse en una alternativa de verdad de la segunda. Aunque desde la web aseguran que “la acogida fue muy buena desde el principio y los usuarios crecen cada mes”.

También WrongThink, Gab o Pew Tube parecen estar lejos de desbancar a sus alter ego.

Para el columnista del diario estadounidense The New York Times Kevin Roose, que experimentó a nivel usuario varias de estas páginas web, dijo en un artículo publicado hace un par de meses en ese periódico que su contenido es deficiente y de poco interés para el público.

Sin embargo, Alex Krasodomski-Jones, analista de Demos, una firma especializada en la actividad de los grupos extremistas en las redes sociales, cree que en términos generales “al ecosistema de ideología de derechas le está yendo relativamente bien”, con cada vez más presencia en internet y en otras plataformas.

Esos otros escenarios son los medios de comunicación generalistas. El antropólogo estadounidense Jeff Maskovsky, doctor en la City University de Nueva York, cree que el acceso de movimientos como el Alt-right se debe a “una estrategia en la que, al menos algunos, han modulado su discurso”.

“Ya no se trata de hablar de supremacía blanca sino del nacionalismo y del orgullo de ser blanco, al igual que del de ser negro. Es una estrategia en la que utilizan el resentimiento para vender la idea de que protegen los valores de una cultura blanca como cualquier otra”.

El profesor cuenta también que han logrado distanciarse de la imagen extremista que tenían algunos grupos hace 20 años, logrando con ello atraer a nuevas audiencias.

Krasodomski-Jones apunta que aunque estos grupos desarrollen esta serie de webs alternativas, para ellos es fundamental seguir teniendo acceso a redes tan populares como Facebook y Twitter.

“De esta forma pueden seguir expandiendo su mensaje y no solo compartiéndolo entre quienes ya tienen sus ideales”, declara a BBC Mundo.

“Una prohibición de operar en estas plataformas es un fracaso para su estrategia”, valoró.

Sophie Bjork-James, también antropóloga y profesora adjunta en la Universidad Vanderbilt de Tennessee (Estados Unidos), cree que pese a que algunos han sido expulsados “todavía tienen una presencia muy destacada en las redes sociales más populares”.

“Un informe del año pasado de la Universidad George Washington indicó que los grupos del nacionalismo blanco habían aumentado su presencia en Twitter en un 600% desde 2012″, señala la experta.

Esto tiene que ver con cómo ha cambiado el escenario mediático y el uso que se hace ahora de internet, pero también con la manera en la que operan estos grupos en línea.

Para ella, algo alarmante es que “generalmente hay una correlación entre la actividad de los grupos supremacistas blancos en internet con una mayor violencia en las calles”, advierte.


Continue Reading
You may also like...
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Uncategorized

To Top